DESCRIPCIÓN Y FUNCIONAMIENTO GENERAL DE LOS DISPOSITIVOS

El implante coclear es un aparato capaz de crear señales electroacústicas a través de unos electrodos que se colocan dentro de la cóclea y que estimulan el nervio auditivo que llega al cerebro.

El gran aporte del implante coclear frente a un tipo de amplificador de sonido convencional, es que crea señales auditivas. No obstante, la audición que se consigue mediante el implante no es igual a la audición natural, y de ahí la importancia de la intervención en la estimulación auditiva y desarrollo del lenguaje para conseguir el aprovechamiento funcional de la audición artificial que recibe el paciente implantado.

El implante coclear transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Estas señales eléctricas son procesadas a través de las diferentes partes de que consta el implante coclear, las cuales se dividen en externas e internas:

Externas:

Micrófono: Recoge los sonidos, que pasan al procesador.

Procesador: Selecciona y codifica los sonidos más útiles para la comprensión del lenguaje.

Transmisor: Envía los sonidos codificados al receptor

Internas:

Receptor-Estimulador: Se implanta en el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular. Envía las señales eléctricas a los electrodos.

Electrodos: Se introducen en el interior de la cóclea (oído interno) y estimulan las células nerviosas que aún funcionan. Estos estímulos pasan a través del nervio auditivo al cerebro, que los reconoce como sonidos y se tiene, entonces, la sensación de “oír”.

Ambas partes (externa e interna) se ponen en contacto por un cable y un imán. Prácticamente todos los implantes cocleares actuales corresponden a dicha descripción.

La tecnología entre unos y otros implantes cocleares que hay en el mercado es muy parecida, aún cuando entre unos y otros existen diferencias técnicas. Las diferencias más visibles son el tamaño del procesador (petaca o retroauricular) y el tipo de pilas usadas para su alimentación: pilas normales de 1,5 V, recargables, tipo botón, etc.

Tener un implante tiene o puede tener algunas contraindicaciones y limitaciones que los logopedas deben conocer para tomar las medidas oportunas:

Derivadas de la cirugía (aunque no muy comunes): Daño del nervio facial en el lado de la operación creando una parálisis facial unilateral, escape del líquido cefalorraquídeo, infecciones en LCR, mareo temporal, que no funcione el dispositivo…

Pueden surgir problemas con las baterías,  los  componentes del procesador  necesitan ocasionalmente de reparación o de sustitución.  Los golpes fuertes en la cabeza pueden dañarlo (limitación en determinados deportes),  para ducharse o nadar debe quitarse el transmisor externo.

Existen limitaciones técnicas: no se deben utilizar instrumentos electroquirúrgicos monopolares cerca de un implantado,  ni aplicar diatermia sobre el receptor/estimulador  o cable de electrodos  del implante coclear pues las corrientes inducidas podrían dañar los tejidos cocleares o el dispositivo, no se puede realizar terapia electroconvulsiva con radiaciones ionizantes podrían dañar al sujeto y/o aparato así como, estimulación eléctrica y/o  resonancias magnéticas.