¿Es mejor realizar  la terapia en casa ?

Hacer la terapia en casa puede ser beneficioso para pacientes con movilidad reducida, que disponen de poco tiempo y/o por simple conciliación familiar. Son más ventajas que inconvenientes. Por ejemplo a los  niños  les puede dar seguridad  estar en su propio entorno y favorecer así la rápida  comunicación en los primeros días, sin embargo, es necesario en el caso de los más pequeños  hacer un control de estímulos para centrar su atención en aquello que se desea conseguir.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias a la semana?

La ejercitación en logopedia es la base fundamental para el éxito en cualquier tratamiento. La mayoría de los estudios señalan que las terapias deben ser intensivas en ejercitación y distribuidas en el tiempo para no generar fatiga y abandono.

La actuación del logopeda es fundamental para establecer la prioridad, la secuencia, la intensidad y frecuencia y los modos de alcanzar esos objetivos, sin embargo, una vez enseñados el paciente puede seguir esas recomendaciones. El logopeda visto así puede ser un terapeuta que supervisa y guía la intervención y por tanto no es necesario que vaya todos los días. En la mayoría de los tratamientos suele acudir de 1 a 2 veces por semana.

 

¿Cuánto duran las sesiones de tratamiento?

Los tratamientos a domicilio se pueden plantear de 45 minutos a 60 minutos máximo.

 

¿Se necesita alguna adaptación en el domicilio para hacer la terapia?

No son necesarios grandes cambios en el domicilio para hacer la terapia.  El trabajo delante del espejo suele ser la mayor recomendación y eso se puede conseguir fácilmente. En el caso de los niños es necesario que no accedan a sus juguetes con facilidad y que exista un cierto control estimular. Si se trabaja lectoescritura qué mejor que su sala de estudio y con los adultos no hay problema. Los recursos materiales los lleva el logopeda para cada sesión.

 

¿Cuánto dura un tratamiento de logopedia?

Los tratamientos de logopedia por regla general suelen ser largos en el tiempo pero más o menos están establecidos unos plazos de recuperación y/o rehabilitación  en función de la patología,  la gravedad y de la actitud de colaboración del paciente.  Cuando se realiza un buen diagnóstico se establece el pronóstico  y en cuánto  tiempo estimado puede recuperarse. Hay tratamientos que duran menos de un mes o varios meses y en cambio otros pueden alargarse más tiempo.

 

¿De qué manera se puede ayudar o colaborar en la terapia?

En la mayoría de las ocasiones la colaboración familiar es fundamental, la familia debe conocer el trastorno y saber cuáles son las adaptaciones o comportamientos que deben llevar para tener una calidad de vida más ajustada mientras dure el trastorno.

 

¿Tienes alguna pregunta más que plantear?

 

Escribe un comentario  o llámame…

 

626 315153